Parte IV


MANZANO (Malus doméstica Borkh)

El manzano cultivado. El manzano (Malus spp) se originó en el suroeste de Asia, y era
ya cultivado por los griegos y los romanos. En la fruticultura moderna, un árbol de manzano por lo general consta de dos individuos unidos por injerto: Uno de ellos forma la raíz y se ha seleccionado por sus cualidades de anclaje, resistencia a patógenos de suelo, respuesta a condiciones hídricas, de temperatura y de regulación del control del crecimiento aéreo. El otro individuo corresponde a la parte aérea y se ha seleccionado por lo general por la calidad de su fruto, hábito de crecimiento y requisitos de frío. Excepcionalmente puede agregarse el árbol un tercer individuo que formaría un inter-injerto entre el individuo que forma la parte aérea y el que forma la raíz. Esta técnica se utiliza, por lo regular, cuando se trata de reducir un efecto excesivo del portainjerto, o sea la porción que forma la raíz. Los fitorreguladores se utilizan en manzano casi en cada una de las fases de su ciclo biológico.

Producción de árboles. Los viveristas se interesan mucho en la producción de manzano por propagación vegetativa o asexual por ser una técnica más rápida para llegar a la fructificación y, sobre todo, porque así se conservan invariables las características de la porción aérea o del portainjerto. En algunos lugares aún se conserva la utilización de portainjertos estándar que se producen a partir de semilla. Los portainjertos clonales se producen por lo general por medio de acodos o bien de estacas de madera dura del año en curso. Este material consiste en seleccionar ramas a fines de noviembre o principios de diciembre, cuando las yemas han acumulado suficiente frío que ayudará a una mejor formación de raíces. Las ramas seleccionadas se uniforman a unos 30 cm para obtener de cada una de ellas dos o más estacas. En la base de la estaca se hace un corte transversal, justo debajo de una yema y se aplica IBA a 1500 ppm durante 5 segundos para estimular la formación de raíces que aparecen a los 8-12 semanas de tratamiento dejándolas a 3°C en el ambiente y 25°C en la parte basal enterrada, con buena humedad. Los portainjertos MIX (enano); MM106 y MM111 (semienanos) y 109 (semienanos vigorosos) son producidos por acodo y por estaca.

Los cultivares de mayor aceptación hoy en día en el continente americano son Golden Delicious y Red Delicious en sus numerosas líneas, Rome Beauty, Stakrimson, y recientemente Granny Smith y Royal Gala. Estos materiales son injertados por lo regular usando el sistema de escudete que consiste en que al momento de injertar se pudetratar la superficie de unión con BA a 500 ppm para acelerar el cierre de la herida y el prendimiento. Estos árboles pueden ser braceados con los productos MyB 25-105 (1000 ppm), Off-shoot (5000 ppm) y PP-528 (500ppm).

Formación del árbol. Cuando se establece un huerto de manzanos, los árboles son despuntados dejándoles una altura de 75 a 80 cms; con frecuencia este corte determina brotes verticales aglomerados justo debajo de la yema más distante lo que producirá un árbol mal formado. Para evitarlo se puede aplicar después del despunte ANA al 1% que inhibe la brotación de yemas más apicales y la estimula en la región media dando un árbol bien formado, con el primer piso desarrollado y los brotes de ángulo abierto. Efectos similares se tienen con Promalina (AG4 +AG7 + BA) a 5000 ppm al final del letargo o bien a 500 ppm cuando hay 4 cm de crecimiento nuevo. El IBA a 200 ppm y TIBA a 25 ppm también estimulan la apertura del ángulo.

Inducción floral y reducción del crecimiento. Uno de los logros del uso de hormonas en manzano es la reducción del crecimiento vegetativo acompañado del estímulo en la formación de flores. La aplicación daminozide a 1500 ppm o Apogee a 250 ppm dos semanas después de la floración, estimula la formación de yemas florales en cultivares ingleses como el Coxs Orange Pippin, El mismo efecto se ha tenido en Golden Delicious con la mezcla daminozida (1000 ppm)+BA(500 ppm) cuando se tiene un crecimiento nuevo de 10 a 12 cms. La aplicación de daminozida (2000 ppm) al follaje y la citosina zeatina (20 mg) inyectada directamente a los dardos en el cv Egremont Russet estimularon marcadamente el retorno a la floración y dieron mejor estímulo que AIA y
AG3.
El efecto de reducción de crecimiento vegetativo en manzano con daminozida y Dikegulac reduce también los niveles de GAs en el ápice de las ramas, aunque no significativamente. Es interesante que la aspersión con daminozida causa una reducción en la concentración de auxinas y un aumento en las citocininas; esta condición puede relacionarse con el estímulo para la formación de la yema floral. El daminozida (Alar) ha sido prohibido por la Environmental Protection Agency (EPA) para uso en frutales, sin embargo en países como China se continua usando ya que no se ha establecido un efecto real adverso en la salud humana. han evaluado otros productos prometedores en el control vegetativo , floración y cuajado de frutos, los trizoles y sus derivados, como el paclobutrazol, RSWOH-II y BAS III, reduce el crecimiento vegetativo, lo que se refleja en un mayor número de flores. Otro producto en desarrollo es Sumi 7, uniconazol de origen japonés que estimula la formación de yemas florales aplicado en varios cultivares de manzano, El prohexadiona de calcio, actualmente se evalua como elretardante de crecimiento del futuro.
La calidad de la flor que se forme dependerá de la edad. Cuando se forma la yema muy temprano será una flor “vieja” , y cuando se forma lentamente, y por tanto tarde, será una yema “joven”; en ninguno de esos casos la flor expresará todo su potencial genético y entonces se requerirá de los fitorreguladores exógenos para cubrir las deficiencias endógenas. El plastocrono también tiene una acción sobre la yema floral.

Desarrollo, maduración y caída del fruto. La maduración y caída del fruto es un preludio a su senescencia y la acción del etileno en esta etapa es muy importante, pues basta que se produzca una pequeña cantidad de esta hormona en el órgano que se acerca a la senescencia , para que actúe de modo autocatalítico y eleve su contenido. Si se desea retrasar la caída de la manzana, se puede elegir entre tratar de evitar que suba el contenido de etileno o tratar de incrementar el mecanismo natural de defensa a la senectud y abscisión. El 2,4,5-TP y el daminozida son útiles para controlar la caída.
Con respecto a la modificación del desarrollo y calidad de la manzana, la acción de los fitorreguladores queda poco clara, pero se han desarrollado técnicas empíricas. El producto comercial Promalina (AG +BA) se ha utilizado para alargar las manzanas, dándoles una forma más deseable en el mercado; se aplica de 25 a 50 ppm desde botón a punto de abrir hasta un 80% de floración. Un problema es la falta de firmeza del fruto cuando se desea guardarlo en refrigerador, pero el daminozida a 1500- 2000 ppm aplicado en el verano puede aumentar de 5 a 10% la firmeza de la manzana, reduce los problemas de corazón acuoso, escaldado y mancha amarga, y permite almacenar los frutos 5 meses en refrigeración y 10 meses en atmósfera controlada. Es importante mencionar que no existe aún ningún producto que mejore la calidad interna normal del fruto como dulzura, acidez y aroma de modo directo. Sino sólo a través de la modificación del proceso de maduración.

Defoliación y fortalecimiento al frío. La defoliación de los árboles en las zonas con inviernos benignos es común, ya que esa práctica lleva al frutal a un letargo temprano, lo que le permite acumular horas de frío en las yemas vegetativas y florales. La defoliación también se aplica a manzanos en vivero donde se desea sacar los arbolillos a finales de otoño para llevarlos a almacenaje en frío. Para defoliar árboles establecidos, no se recomienda el uso de aceleradores de la senescencia como el etefón pues las concentraciones para defoliación (500 a 2000 ppm) podrían dañar a las yemas o a otros tejidos. Por ello, se utiliza, sulfato de zinc (3 a 5 Kg/ 1000 agua + 1 L de emulsionante) para ese propósito; en árboles de vivero se puede utilizar etefón de 100 a 200 ppm, agregando de 0.5 a 1 % de emulsionante como D-WK o Bionex; la aplicación debe hacerse en octubre. En la actualidad, una de las preocupaciones de los fisiólogos es encontrar mecanismos que permitan al manzano tolerar sin daño temperaturas muy frías.

Control de brotes indeseables. La aparición de brotes como chupones en la raíz, base del tronco o ramas entre ángulos bajos reducen la disponibilidad de alimentos para el resto del árbol por la competencia que causan, lo que acarrea debilitamiento de los dardos y reducción en la calidad del fruto; además, los brotes determinan sombreo, aumento de incidencia de plagas, enfermedades, etc.), y sirven de nido a las ratas. El uso de ANA al 1% reduce la aparición de dichos brotes aplicándolo a la herida de cortes. El producto Tre-Hold (ANA 13.2%) inhibe la producción de chupones aplicado a la herida de las ramas podadas.